¡El Cine está aquí!
del 8 al 12 de noviembre de 2018
Alcaldía de Cali, Cali Progresa Contigo
Inicio / Noticias / Artículos / Coproducir películas con Brasil: una alternativa para la producción fílmica en Colombia

Noticias

Publicado en Artículos el 11 de Noviembre de 2018

Coproducir películas con Brasil: una alternativa para la producción fílmica en Colombia

Mercosoul FICCALI

El día sábado 10 de noviembre se llevó a cabo la charla 'Conoce el FAM: Florianápolis Audiovisual Mercosoul' en el Salón Madera del Centro Cultural de Cali, como parte de la agenda Salón de productores y proyectos de la décima edición del FICCALI.

Tiago Santos, uno de los más importantes montajistas y consultor de montaje en el estado brasileño de Santa Catarina -con largos, cortos y series en su currículo, entre proyectos nacionales e internacionales-, se presentó con su peculiar acento portugués ante el público de la sala para hablar sobre el FAM: el festival de cine del Mercosur que integra charlas, debates, foros, maratones de producciones cinematográficas, entre otras cosas; y explicó cuáles son los pasos a seguir para realizar una coproducción cinematográfica con el país brasileño.

“Lo elegimos dentro de todos los países latinoamericanos porque es la mayor y mejor opción de coproducción minoritaria para Colombia”, declaró Alina Hleap, coordinadora del Salón de productores y proyectos del festival.

Colombia, al no tener un pre-acuerdo con Brasil, en primera instancia debe acogerse al Acuerdo de coproducción Latinoamericano, para luego solicitar un “Reconocimiento provisorio de coproducción nacional” en la Agencia Nacional do Cinema (ANCINE), el cual toma un lapso entre seis y ocho meses. Después de obtener dicho reconocimiento se puede pensar en el financiamiento, el cual debe ser solicitado ante el Fondo Sectorial Audiovisual de Brasil.

Los requisitos para acceder a este beneficio son: tener el guión de la pieza cinematográfica escrito en español y portugués, al igual que la totalidad de los contratos; tener el equipo de producción del filme completo y contar con, mínimo, dos actores de nacionalidad brasilera; ceder el 20% de la coproducción a la casa productora interesada en el proyecto y, por último, acogerse a lo estipulado en el Acuerdo Iberoamericano de Producción.

Sin duda esta oportunidad se presenta como una gran alternativa para financiar proyectos cinematográficos emergentes, es una puerta abierta para los cineastas y productores independientes que buscan concretar su proyectos fílmicos. En estos tiempos, donde hacer cine se considera cada vez más un “acto de amor” -como lo dijo alguna vez Truffaut-, estas oportunidades valen oro. 

 

 

 

Compártelo en redes sociales