Alcaldía de Cali, Cali Progresa Contigo

Convocatorias abiertas

Hasta el domingo 14 de julio de 2019

Inicio / Noticias / Artículos / Ingmar Bergman y el Cine Club de Cali, una conversación entre Sandro Romero Rey y León García

Noticias

Publicado en Artículos el 09 de Noviembre de 2018

Ingmar Bergman y el Cine Club de Cali, una conversación entre Sandro Romero Rey y León García

Coloquio Bergman

Los críticos de cine Sandro Romero Rey y León García Jordán fueron los protagonistas de un coloquio en el que sobresalió el gran cineasta sueco Ingmar Bergman, de quien se cumplen cien años de su nacimiento, desde muchos lugares, pero en especial desde uno: su sitio de trabajo, en la Isla de Faro, la cual se ha convertido a lo largo del tiempo en una forma de su legado y una invitación constante para las nuevas generaciones de cara a futuros procesos narrativos.

Algunas palabras sobre Ingmar Bergman

Este coloquio, organizado por el FICCALI como un homenaje al que es considerado como uno de los cineastas más importantes de la historia del cine,  comenzó con una evocación por parte de Romero acerca de la influencia del cineasta Ingmar Bergman en su vida, y la propagación inicial que en Colombia se hizo de su obra con la publicación de la segunda edición de la revista “Ojo al cine”. Romero habló también de la importancia para su vida del Cineclub de Cali y de la película “El silencio”; y de la “Isla Bergman”, como se le ha venido a conocer a la Isla de Faro, ubicada cerca al Mar Báltico, definiéndola como punto de encuentro para la cinefilia de muchos realizadores.

A partir de este punto los autores centraron su atención en la vida del artista sueco. Se habló, entonces, de la indisoluble relación entre su vida y sus proyectos, aquellos que hicieron parte de sus grupos de rodaje y las mujeres con las que tuvo alguna relación, y la obsesión a la hora de trabajar y producir obras, entre las que cabe mencionar, además del cine, la ópera y el teatro. Posteriormente, los investigadores recordaron a Bergman con una frase que parafrasea lo que este dijera de su arte: “mis películas son la proyección de mis imágenes”.

También contaron detalles de cómo el deseo de ser escritor y el miedo al fracaso terminaron por llevar al Bergman a empezar su carrera como guonista y compartieron a los asistentes al evento un mapa con los lugares donde se rodaron las más importantes obras en la carrera del homenajeado.

Imágenes sobre Bergman

Al final del encuentro, el coloquio dio paso a una proyección de imágenes que el investigador León García Jordán hizo como resultado de su estadía en la casa de Bergman. “Escribía en las paredes, en las mesas”, dijo mientras detallaba cada rincón de la casa que el cineasta mandó construir para recluirse entre libros y películas a la infatigable labor de escribir sus obras. Su casa, en este punto, se mostró como un escenario para el trabajo, pues lo constituye hasta la fecha una serie de cuartos imaginados para la escritura, en madera y con escritorios amplios, rodeados de una vasta extensión de tierra cuya única compañía resulta ser la soledad. Además, García Jordán dejó abierta la posibilidad de que esta casa estuviera al servicio de personas que, como él, quisieran llevar a cabo sus investigaciones sobre Bergman o sus propios proyectos en este arte.

En este coloquio tanto la figura de Ingmar Bergman como el respeto ante lo que representó para el cine del mundo se hicieron palpables. Y dejó la indiscutible sensación de que este hombre fue, sin duda, alguien que entregó su vida a las manos del arte, y se preocupó por dejar en vida las pautas artísticas y materiales para que las personas apasionadas con el séptimo arte siguieran explorando las incógnitas de las personas en años venideros, como lo expresaron Romero Rey y García Jordán cuando se refirieron a la última fase de su vida productiva, cuando sólo se interesaba por hacer cine que le permitiera entender aspectos de su condición en el mundo. El valor de sus obras, hoy en día, es tan importante como los esfuerzos que hizo para que el cine siguiera teniendo representantes que estuvieran a la altura de la belleza y perfección que él, en muchas ocasiones, alcanzó.

Compártelo en redes sociales