¡El Cine está aquí!
del 8 al 12 de noviembre de 2018
Alcaldía de Cali, Cali Progresa Contigo
Inicio / Noticias / Artículos / 'Sueños en el desierto', una mirada al racismo que viven los colombianos en Chile

Noticias

Publicado en Artículos el 11 de Noviembre de 2018

'Sueños en el desierto', una mirada al racismo que viven los colombianos en Chile

Sueños en el desierto

Este domingo 11 de noviembre, en el marco de la X versión del FICCAL, los asistentes al Cine Colombia de UniCali pudieron asistir a la proyección de Sueños en el desierto, documental de la cineasta caleña Angélica Valverde Palomino, quien le apuesta a poner sobre la mesa las dificultades que tienen que atravesar los migrantes colombianos que llegan a Chile en busca de un futuro mejor.

Antes de iniciar la proyección de su documental, Angélica Valverde Palomino apareció al frente del reflector para compartir con los asistentes la alegría que le producía ver que las personas habían aceptado la invitación, a pesar de la mañana lluviosa que había tenido Cali, y contar detalles del proceso de realización del largometraje.

“Fue como un deseo de contar la realidad de la comunidad colombiana que vive ahí, y en el que terminé involucrándome yo también”, fueron sus palabras acerca de los motivos que la llevaron a rodar un documental que, precisó, le tomó cuatro años en realizarse. Además de esto, la autora dijo que el proyecto había sido posible gracias a una coproducción chilena y colombiana, más el apoyo de fondos para iniciativas cinematográficas en ambos países.

La historia cuenta la historia de tres mujeres colombianas que residen en Chile, entre las que estaba la misma Angélica. Y mostró las dificultades a partir de sus testimonios: Angélica, con su historia de migrante por cuestiones de trabajo y familia, quien le contó a su hijo –por medio de una voz en off que se hará presente a lo largo del documental, como si ella le estuviera dedicando una carta a su hijo para que sea fuerte y se enorgullezca de tener una madre colombiana, un padre español, y haber nacido en Chile–, las muestras de xenofobia de la que han sido víctimas sus compatriotas por parte de los chilenos.

Rafaela, una actriz que tuvo que aceptar papeles en los que reproducía los estereotipos que giran alrededor de los colombianos negros, y quien ayuda a su familia en Colombia enviándole dinero producto de sus actividades, pero que desde su saber busca interpretar obras que hagan evidente las injusticias que tienen que soportar en el país austral.

Y, finalmente, Carmenza, una mujer que huyó del Putumayo movida por amenazas en su contra por parte de grupos guerrilleros, y que trabaja y estudia en Chile a pesar de cargar el lastre de nacionalidad, pues está decidida a sacar a sus hijos adelante. “Resultó que los colombianos éramos culpables por solo serlo”, dijo la voz en off en algún momento de la cinta, palabras que bien podrían resumir la necesidad de un trabajo como este en tiempos de xenofobia y racismo desbordados y, más aun, cuando gobiernos de distintas partes del mundo están cerrando sus puertas a personas que huyen de la violencia en sus propios lugares de orígenes.

Luego de la proyección, Mauricio Prieto, sonidista de la película, dio más detalles a los asistentes, esta vez en cuanto a la primera presentación de la cinta, la cual se dio en Antofagasta y generó el rechazo de ciudadanos chilenos y el desinterés por parte de los medios de dicho país. También se habló del proceso de selección de las mujeres que fueron protagonistas, que se hizo posible gracias a redes de contactos que la realizadora ha hecho en Chile debido a sus trabajos de investigación; y al proceso de preproducción y edición del documental, momento en el que habló de las dificultades que representan en algunas ocasiones las coproducciones internacionales, por asuntos de fondos y demás cuestiones burocráticas.

 

Compártelo en redes sociales